B3- Aparejadores en Asturias | Project Management Professional
En b3 arquitectos tecnicos, hacemos realidad su proyecto. Más de 12 años de experiencia nos avalan en la ejecución y dirección de obras de construcción, tanto de promoción pública como privada, promoción residencial de viviendas, rehabilitaciones e instalaciones comerciales adaptadas a las necesidades de cada uno de nuestros clientes.
aparejadores en asturias, arquitectos tecnicos, aparejadores, arquitectos, b3 aparejadores, arquitectos en asturias, project management professional, project manager
1771
page-template-default,page,page-id-1771,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Project Management Professional

El Project Management Institute (PMI), es una Organización Internacional sin ánimo de lucro que tiene su sede central en la localidad de Newtown Square en la periferia de la ciudad de Filadelfia y que integra a más de 700.00 miembros en más de 170 países relacionados con la Gestión de Proyectos.

Tiene como principales objetivos:
  • Formular estándares profesionales en Gestión de Proyectos.
  • Generar conocimientos a través de la investigación.
  • Promover la Gestión de Proyectos como profesión a través de sus programas de certificación.
La dirección de proyectos es la aplicación de conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas a las actividades del proyecto para cumplir con los requisitos del mismo. Se logra mediante la aplicación e integración adecuadas de los 45 procesos de la dirección de proyectos, agrupados lógicamente, que conforman los 5 grupos de procesos.
Estos 5 grupos de procesos son:
  • Iniciación
  • Planificación
  • Ejecución
  • Seguimiento y Control
  • Cierre.
Dirigir un proyecto por lo general implica:
    • Identificar requisitos,
    • Abordar las diversas necesidades, inquietudes y expectativas de los interesados según se planifica y efectúa el proyecto.
    • Equilibrar las restricciones contrapuestas del proyecto que se relacionan, entre otros aspectos, con:

 

  • Integración
  • Alcance
  • Tiempo
  • Costos
  • Calidad
  • Recursos Humanos
  • Comunicaciones
  • Riesgos
  • Adquisiciones
  • Interesados

El proyecto específico influirá sobre las restricciones en las que el director del proyecto necesita concentrarse.
La relación entre estos factores es tal que si alguno de ellos cambia, es probable que al menos otro se vea afectado. Por ejemplo, un adelanto en el cronograma a menudo implica aumentar el presupuesto, a fin de añadir recursos adicionales para completar la misma cantidad de trabajo en menos tiempo. Si no es posible aumentar el presupuesto, se puede reducir el alcance o la calidad, para entregar un producto en menos tiempo por el mismo presupuesto. Los interesados en el proyecto pueden tener opiniones diferentes sobre cuáles son los factores más importantes, lo que crea un desafío aún mayor. Cambiar los requisitos del proyecto puede generar riesgos adicionales. El equipo del proyecto debe ser capaz de evaluar la situación y equilibrar las demandas a fin de entregar un proyecto exitoso.

Dada la posibilidad de sufrir cambios, el plan para la dirección del proyecto es iterativo y su elaboración es gradual a lo largo del ciclo de vida del proyecto. La elaboración gradual implica mejorar y detallar constantemente un plan, a medida que se cuenta con información más detallada y específica, y con estimados más precisos. La elaboración gradual permite a un equipo de dirección del proyecto dirigir el proyecto con un mayor nivel de detalle a medida que éste avanza.